Usos del colágeno | Descubre para qué sirve

El colágeno es una molécula proteica producida de forma natural por el organismo, es relevante decir, que es el soporte estructural del cuerpo, le genera flexibilidad y resistencia. Por tal razón, permite la movilidad y produce un buen aspecto al actuar sobre la piel directamente. No obstante, con el paso de los años, esta sustancia va disminuyendo gradualmente, por lo que es necesario reponerla para seguir gozando de sus virtudes.  Es por ello, que debes conocer los usos del colágeno, para beneficiarte plenamente de sus múltiples propiedades.

Usos del colágeno en la vida diaria

usos del colágeno

Contribuye a evitar enfermedades y la pérdida de flexibilidad y elasticidad necesarias para el buen funcionamiento del cuerpo. Por esta razón, se le da un uso terapéutico, además, estético porque, también, es esencial para mantener una piel tersa y de aspecto saludable.

Colágeno en la prevención de las enfermedades degenerativas

El colágeno se utiliza para prevenir la osteoartritis de los huesos. Se combina colágeno con cristales de calcio y esto logra mantener una estructura ósea rígida y sólida. Además, disminuye la inflamación de las articulaciones considerablemente por lo cual se usa para la artritis reumatoide.  De hecho, sirve como un analgésico natural para disminuir los dolores causados por el desgaste o desaparición del cartílago.

Mayor control de sobrepeso y sistema linfático

El colágeno es una proteína que se usa para   bajar de peso, pues tiene un efecto saciante y su composición no contiene grasa, carbohidratos ni colesterol. Por lo tanto, favorece el sistema linfático al eliminar las toxinas del organismo.

Por otro lado, previene las enfermedades cardiovasculares pues aporta elasticidad a las válvulas de los vasos sanguíneos y linfáticos. Además, evita que se rompa debido al endurecimiento de los mismos.

Fortalecimiento de tejido conjuntivo y articulaciones

Fortalecimiento de tejido conjuntivo y articulaciones

Para evitar la degeneración del tejido conjuntivo como son los tendones, ligamentos, músculos y todo el conjunto articular se usa el colágeno con magnesio. Pues este mineral participa en el proceso de la formación de la proteína natural. Otro componente que, también, tiene efectos fortalecedores para los músculos y articulaciones es el ácido hialurónico, combinado con colágeno.

Por tal motivo, se usan los productos y alimentos que contengan colágeno para lubricar cartílagos y ligamentos. Así como protector de fuerzas mecánicas, recuperador de la elasticidad, la movilidad y disminución de los dolores articulares. Por otro lado, para evitar lesiones deportivas como tendinitis y distensiones.

También, es utilizado para evitar el envejecimiento prematuro, fortalecer las uñas y mantener el cabello saludable.

Prevenir la pérdida de colágeno

La mejor manera de seguir disfrutando de las bondades de esta sustancia proteica, es reponiendo las cantidades perdidas a través de los años o por razones externas. Tales como, el uso del tabaco, exposición prolongada al sol, el estrés, mala alimentación y descontrol hormonal. Por lo general, se debe consumir unos 10 gramos diarios de colágeno asimilable repartido en 3 dosis al día.

Sin embargo, antes de comenzar con un tratamiento debes acudir a un especialista y seguir las recomendaciones dadas. Existen varias presentaciones del producto, en polvos, cápsulas, pastillas, ampollas líquidas y a través de los alimentos. Elige la que más se adapte a sus necesidades.

Evidentemente, los usos del colágeno son muchos, consúmelo y mantén tu organismo fuerte y saludable.